Comenzamos el día despertando a los niños con energía. Hoy toca Trekking, vamos a activar el cuerpo primero atravesando el pueblo con cuidado, para llegar al camino que nos lleva a un pequeño descanso donde hacer un picnic. Estamos junto al río, donde poder refrescar los pies después de caminar durante unos cuantos minutos. Allí tras tomar nuestro almuerzo comenzamos una improvisada guerra de agua, que nos ayuda a combatir el calor. Para después, volver con las pilas a tope a por la tarde. Tras una duchita y un poco de piscina, vamos a cenar.
Después nos espera la velada de terror organizada por los chavales más mayores y así otorgarles responsabilidades y ayudarles a asumir nuevos roles. Tras ello toca dormir después de un día agotador, pero divertido